Septiembre 2013

Rose de Tito13 septiembre

Todos los días tienes que elevar tus pensamientos a Dios.

14 septiembre

En este día de la Cruz Gloriosa, es el amor de Cristo que debes difundir en el corazón de tu prójimo.

15 septiembre

Un día sin oración es un día estéril e impide la elevación de tu alma hacia Dios.

16 septiembre

La fe es como una armadura. No dejes que el diablo la destruya.

17 septiembre

Es a través del sufrimiento que nuestra alma se fortalece y eleva a Dios.

18 septiembre

No dejes que tu alma se manche, hazla brillar con el amor del Padre que está en tu corazón.

19 septiembre

Tómate el tiempo para ver en todas las cosas la creación de Dios. No olvides de darle las gracias por ese regalo que es ofrecido por un Dios lleno de amor.

20 septiembre

Ten pensamientos puros, ten pensamientos rectos. Sus palabras deben ser puras para elevarse a Dios.

 21 septiembre

Sólo hay un Dios. El puso en ti todo su amor y su chispa divina.

22 septiembre

Mantente humilde y puro ante la grandeza de ton Dios. Debes permanecer en la humildad y la paz, que agradan al corazón de Dios.

23 septiembre

Cuando oramos, Dios se invita en nosotros y todos formamos una bella alma divina.

24 septiembre

La fe se adquiere a través del sufrimiento y las penurias. Es en estos momentos que uno se da cuenta del amor de Dios.

25 septiembre

La fe es tu armadura para luchar cada día contra las tentaciones del maligno, que llama a tu puerta y trata de desestabilizarte.

26 septiembre

Orad todos los días, orad en tiempos de problemas, pero también orad en momentos de alegría. Hay demasiadas personas que han perdido la fe en la oración.

27 septiembre

Permanece en la humildad de corazón y del alma, que agrada a Dios.

28 septiembre

Dios está presente en cada uno de nosotros. Debemos irradiar a nuestro alrededor Su presencia en nosotros y ser a su imagen que es Amor.

29 septiembre

No acumules riquezas terrenales, no tienen ningún valor en la Morada del Padre.

30 septiembre

Resiste a la tentación del diablo. A cada instante eleva tus pensamientos a Dios y pídele su ayuda protectora.