2a entrevista

Usted es de nacionalidad suiza, pero tiene orígenes franceses_En efecto, mi madre era francesa, pero yo nací en Vevey, en el cantón de Vaud, de donde partí cuando me casé y me fui a vivir en el cantón de Friburgo.

Su mediumnidad data de su infancia?_Muy joven, veía sombras en la casa, pero por supuesto que tanto mi familia como yo ignorábamos, que se trataba de percepción mediúmnica . No sabíamos ni siquiera el nombre! Me daba más que todo miedo, sobre todo por la noche, me guardaba muy bien protegida en mi cama. También oía ruidos. Comprendí mucho más tarde por qué me encerraban en el guarda ropa: Yo hablaba de todo lo que yo vivía y sentía y eso, sin duda, le causaba mucho miedo a mi madre.

¿Usted siempre ha estado interesada en cuestiones religiosas o espirituales?_Sí, desde mi infancia, siempre seguí las enseñanzas religiosas y he practicado sin interrupción. En nuestra familia, éramos protestantes practicantes. Por eso, siendo joven, yo enseñé en la escuela dominical durante varios años. A la edad de veinte años, decidí unirme a la Nueva Iglesia Apostólica, que es un poco más cercana de la Iglesia Católica. Para mí, siempre ha sido muy importante criar a mis hijos en la religión. Todos los tres han sido bautizados y han recibido la escuela dominical. Hacíamos oración antes de las comidas y antes de acostarse. Hoy en día, mi enfoque de la religión es diferente y me he alejado porque ya no siento afinidad con ella en muchísimos aspectos.

Su vida durante mucho tiempo ha sido la de una ama de casa.

Exactamente Durante años me he dedicado a la crianza de mis hijos y a los oficios de mi casa. Una vida muy tranquila, en un pequeño pueblo de montaña de unos 300 habitantes, no muy lejos del Castillo de Gruyères.

Y entonces su vida cambió, casi brutalmente y por completo. ¿Qué ocurrió?

Lo que trajo el primer cambio en mi vida está relacionado con mi salud que nunca ha sido muy buena: Se trata de mis dos primeras Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM). Eso fue en 1994. Debido a que mis hijos estaban pequeños, que en la época tenía que ocuparme de nuestro negocio y del hogar, esta sobrecarga de trabajo conllevó a un deterioro de mi salud que la medicina no lograba controlar.

Una noche, al no tener ya más fuerza, me acosté en mi cama y perdí el conocimiento. Me encontré fuera de mi cuerpo en mi habitación y me desplazaba. Veía mi cuerpo físico, pero no le daba importancia. En el rincón izquierdo de mi habitación, descubrí un agujero negro con una pequeña luz al final. Yo sabía que tenía que entrar en esa especie de túnel. Comencé a entrar consciente de que tenía un cuerpo diferente al que veía acostado. Avanzaba a una velocidad impresionante, mi vista se hizo penetrante y ya no tenía ningún dolor! Cuando llegué al final del túnel, me encontré circundada en una inmensa luz que era a la vez calor… poder… y Amor. Al mismo tiempo, estaba bañada en esa luz, en esa energía y tenía la impresión de ser como una oruguita en un capullo. Estaba convencida de haber llegado a casa y solo quería quedarme allí para siempre.

¿Qué pensó de todo eso al volver en sí?_Yo no comprendía nada de lo que me había pasado y tenía la impresión de haberme vuelto loca aunque a pesar de todo tenía la certeza de lo que había vivido.

La única persona a quien me atreví a contarle inmediatamente fue mi marido. Él dijo lo siguiente: « No me digas que has estado en el túnel. « El no tenía experiencia, pero había leído libros sobre las ECM.

Usted vivió rápidamente, una segunda ECM?_Sí, al cado de una semana. Esta se llevó a cabo en las mismas condiciones que la primera vez, con la diferencia que en el túnel yo estaba acompañada por una musiquita. Y cuando me encontré bañada de luz, me encontré frente a un ser de luz. Parecía enorme, impresionante y de una luz plateada que irradiaba de él… Emanaba un inmenso amor que yo sentía. Lo miré y me volví hacia él. Ningún sonido salió de su boca, pero telepáticamente, oí que me dijo que yo era su hija, que me amaba, pero que yo tenía que regresar a la Tierra para cuidar de mi familia y de mis hijos. Podría volver allí cuando ellos estuvieran grandes. No tuve otra opción, inmediatamente sentí mis pies atraídos, como por un imán, regresar por el túnel y entrar de nuevo en mi cuerpo entrando por la cabeza.

Durante esta incursión en el Más Allá, tuve la impresión de estar totalmente en comunión con todo lo que me rodeaba y de poseía un conocimiento sin límites. También tuve la impresión que era mi punto de partida y que ahora era mi punto de llegada. Estaba de regreso a casa.

No vi a nadie más a excepción del ser de luz, pero vi pasar rápidamente cerca de mí algunas formas que no podía identificar porque eran formas vaporosas.

¿Qué pensó cuando se encontró de nuevo en su habitación?_Comprendí que tenía que continuar mi trabajo en la Tierra, pero me hubiera gustado quedarme allá donde había ido._En ese momento, absorbida por mis problemas, no traté de comprender el significado de lo que había sucedido. Posteriormente, con el paso del tiempo, me di cuenta de que me habían puesto de nuevo en mi lugar y que tenía que hacer algo acerca de estas dos experiencias, pero era difícil saber qué era lo qué tenía que hacer.

¿Puede hablarnos ahora de la tercera ECM que es la más reciente?_El tercer ECM tuvo lugar en enero de 2002. Tuve un problema pulmonar y me prescribieron antibióticos lo que produjo una reacción de mi cuerpo, esto se denomina choque anafiláctico. Perdí el conocimiento, Salí de mi cuerpo y me encontré de nuevo en el túnel con la música y en la Luz. Me preguntaba si esta vez era definitiva y si ya había hecho lo que había venido a hacer. Cuando entré en la luz y volví a encontrar el Ser de Luz – era el mismo – me indicó que me situara a su lado, a su derecha, me di cuenta que sería algo diferente. Me permitió ver a mi hermana que había muerto unos días antes. Estaba muy diferente de la que yo había dejado en el hospital. Estaba radiante, bellísima._Ella llevaba un vestido que le conocía. Cuando pasó frente a mí, ella no me habló, sólo sonrió y me hizo una pequeña señal con la mano, como era la costumbre entre nosotras, un signo de complicidad. Yo sabía que era ella, yo sabía que ella estaba bien y para mí eso era lo esencial. No vi a nadie más, solamente el entorno. Sólo había luz. Volví a experimentar la sensación de plenitud y de conocimiento que ya había conocido antes: Cada partícula de mi cuerpo hacía parte del universo. Es casi como si hubiera existido siempre, como si uno existiera gracias a esta luz …_En los momentos en los que no se siento bien, trato de transportarme y encontrarme en medio de esta luz.

¿Qué pasó después?_Sabía que probablemente no tendría el derecho de quedarme. Miré entonces al Ser de Luz. Él me sonrió, sentí la vibración de la sonrisa y por mí misma, volví a entrar en el túnel._Cuando recobré el conocimiento, estaba abrumada por la emoción y lloré mucho sintiéndome al mismo tiempo muy feliz por mi hermana, porque había podido decirle adiós y yo sabía que elle estaba bien._Yo, por supuesto, le conté todo esto a mi marido. Con mis hijos, lo hice por etapas.

Después de haber vivido estas experiencias trató usted de buscar información?_Sí, por supuesto. Traté de entender. Empecé con el libro « Vida después de la Vida ». de Raymond Moody, Al leer los relatos de experimentadores, me llenaba de emoción y lloraba porque descubría que sus testimonios eran exactamente lo que yo había experimentado. Era doloroso para mí, porque todo lo que leía me recordaba a donde había ido, y al mismo tiempo yo sabía que tenía que quedarme en la Tierra para ocuparme de la vida familiar. Estaba desestabilizada.

En efecto, para usted y para su familia eso no tuvo que ser fácil, todos los días …_Como consecuencia de los cambios mi vida estaba completamente transformada. En primer lugar, fue muy difícil explicar lo que había experimentado y tener cuidado de no hablar de ello, porque en esa época, tenía que esconder eso. Cuando un día mi marido me aconsejó no hablar de eso, olvidar todo eso, le dije que eso no era posible, y que yo tenía que transmitir un mensaje.

¿Qué dirección tomó su vida?_Después de mi tercera ECM ma mediumnidad comenzó a manifestarse de nuevo. Volví a abrir una puerta que yo había cerrado hace mucho tiempo, debido a burlas de las que yo era objeto, empecé a ver las entidades en la casa y a escuchar ruidos._En 2002, participé en « Aux frontières de la mort » (« En las fronteras de la muerte »), una película acerca de los ECM y que fue realizada y transmitida en la televisión Suiza. Siempre supe que este momento iba a llegar y yo estaba lista para transmitir mensajes. Esto es lo que continué haciendo en las Jornadas de la supervivencia, en París en 2003, y luego a través de un testimonio en la « Revue de l’Au délà » (« Revista del más allá »). Mi deseo de dar testimonio era lo más importante de alguna manera, en mis tareas de rutina.

¿Cómo se ha transformado su mediumnidad?_Una vez escuché hablar acerca de la escritura mediumnica. Me aconsejaron ensayar. Y así lo hice una noche. Encendí una vela e hice una oración. Pronto, el lápiz comenzó a moverse. De hecho, fue una lección de escritura. Sentía una mano que apoyaba sobre la mía. También me hicieron hacer dibujos. Poco después escribí amor, paz, alegría y luz. Cuando recibí mi primer mensaje, muy corto, todo estaba relacionado, ocupaba una página y hablaba de amor. Algunos estaban firmados Yvette, que nunca supe quién era. Pero yo siempre le agradecía._Habiéndome mudado en este tiempo, durante varios meses no encontraba mi lugar para recibir mensajes y eso me hacia falta tanto a mi como a mi familia. Entonces, un día, comencé a escuchar una frase que se repitió hasta que tomé un lápiz. El texto bastante corto continuaba, dos o tres líneas, sin firmar. Los textos se volvieron menos breves, y me eran transmitidos aproximadamente cada quince días._Entonces, un día en Enero de 2005 hacia las diez y treinta de la noche, recibí un texto mucho más largo que de costumbre. Cuando este terminó, cerré mi cuaderno, apagué la lámpara y oí una voz que me pedía que retomara mi cuaderno. Me dieron una firma. Puesto que estaba cansada, escribí lo que oí, y luego me fui a la cama. A la mañana siguiente, yo quería saber inmediatamente quién era el firmante. Pregunté y me dijeron que era el Padre Pio que había firmado dictándome padre Pio de Pietrelcina, que yo había escrito con una ortografía errónea: Yo había escrito en realidad Piedro o Pedro o Pietro de Peltrecina…

¿Cómo reaccionó Usted?_Con una gran crisis de llanto. Yo estaba muy conmovida. No comprendía por qué tenia la suerte de recibir este mensaje de Padre Pio._Antes de este momento yo no conocía el nombre del Padre Pio. Pero sabía de él nombre gracias a Michele Riffard. Ella me había dado una foto de él unos meses antes, en Septiembre de 2004, diciendo: « Tengo que darte esta foto del Padre Pio. « Esto me llevó a conocer un poco más sobre él.

Después de este mensaje hubo otros?

Si, el Padre Pio me transmitía un mensaje cada quince días y después cada semana. Siempre son mensajes de amor pero el contenido cambia de cuerdo con lo que él desea transmitir o de acuerdo con la actualidad. Cuando recibo un mensaje, yo sé rápidamente si es de mucha importancia. El Padre Pio es como era durante su vida en la Tierra. Eso es al menos lo que yo siento. A veces es muy suave y tranquilo y a veces dicta de una manera rápida y severa.

Además de los mensajes el Padre Pio se manifiesta de otra manera?

Si, además de los mensajes, el Padre Pio se manifiesta sobre todo durante las conferencias. El esta a mi lado y siento su mano sobre mi hombro derecho.

Durante las Jornadas de la Supervivencia en octubre pasado (20…) las cosas han tomado un nuevo giro. Cuéntenos, como vivió Usted lo que ocurrió al final de la conferencia

Voy a decirles lo que recuerdo. Yo sabía que el Padre Pio estaba ahí. Había llegado a la tercera parte de mi conferencia acerca de la oración cuando comencé a sentir náuseas. Comprendí que estaba pasando algo no muy normal. Me preguntaba cómo iba a hacer para terminar mi intervención si iba a desmayarme. Entonces sentí un inmenso escalofrío de la cabeza hasta los pies pasando por la columna vertebral. Después ya no recuerdo nada hasta que recobré el conocimiento mientras que los asistentes aplaudían. Yo me preguntaba porqué aplaudían puesto que yo creía estar todavía haciendo la conferencia, y no comprendía lo que pasaba.

El Padre Pio intevino de nuevo…?

Si, el Padre Pio intevino de nuevo. Yo sentía su presencia siempre a mi lado y él me daba un mensaje directamente sin que yo tuviera necesidad de escribirlo, yo repetía lo que oía.

El primer mensaje fue dictado mientras usted estaba incorporada, es así?

Si fue una incorporación. La primera porque yo no había vivido hasta entonces nada parecido. Tengo que decirle que es muy desestabilizador al no guardar recuerdo de lo que yo pueda ser o decir durante algunos instantes. Es realmente muy desconcertante.

Después de las jornadas de la Supervivencia el fenómeno se repitió?

Si, viví el mismo fenómeno durante la sesión que tuvo lugar el 11 de Noviembre de 20…???. en Villenave d’Ornon, organizada por la Asociación « Trace une diagonale ».

La sesión de mediumnidad tocaba a su fin cuando de repente me sentí mal, nuevamente con náuseas. Volví a sentir esa corriente fría que bajaba por la columna vertebral. Ahí « perdí conocimiento » y el Padre Pio dio un mensaje. Los asistentes estaban sorprendidos y a la salida algunas personas vinieron a verme y a expresarme la gran emoción por lo sucedido.

Eso significa que a cada vez que Usted dará una conferencia, habrá una incorporación por el Padre Pio?

Personalmente no tengo idea. Solo él lo sabe. Yo solamente soy un médium que él utiliza para transmitir mensajes. Si él piensa que es útil lo hará.

En uno de los mensajes que usted recibe regularmente, él hace alusión?

Él me agradeció por haberme dejado incorporar y me hizo saber que eso se repetirá pero me informó que yo no lo sabré con anticipación.

Una pregunta se hace evidente: esas incorporaciones no corren el riesgo de ser poco compatibles con su delicado estado de salud?

Cada incorporación es difícil por cuanto yo la vivo como un choque. Pero el Padre Pio me explicó en un mensaje personal que con el tiempo las incorporaciones poco a poco se harán de una manera más fácil y natural. El choque sería cada vez menos sensible, sin causar dolor. En Paris, como era la primera vez, hubo que adaptarse el uno al otro.

Recibir mensajes del Padre Pio, hacerse incorporar por él es para Usted una gran responsabilidad. Como la vive Usted?

Es cierto que es una gran responsabilidad. Para mi es un gran honor que cada vez me llena de emoción. Yo le prometí al Padre Pio hacer todo lo posible para que él pueda trabajar a través de mí. Puse mi vida en sus manos.

Algunos pueden preguntase y lo mejor es que yo le haga la pregunta aunque es un poco desagradable, como estar seguros que estos mensajes son auténticos, que vienen del Padre Pio?

Yo no tengo la menor duda al respecto. Estoy segura. Michelle Riffard me transmitió un mensaje del padre Pio en Septiembre 2005 en el que me decía que él me acompañaría en mis conferencias y que él dará la prueba a las personas que vendrían a escucharme de que él es el autor de los mensajes.

Algo que puede sorprender a quienes conocen al Padre Pio, conocido por su obediencia a pesar de su santidad es el hecho que él sea menos focalizado en la doctrina de la iglesia católica, porque él se refiere a la reencarnación, por ejemplo. Usted qué piensa?

Yo quisiera solamente recordarles que en los mensajes destinados sobretodo a Hélène Bouvier y a Françoise Flamant, el Padre Pio había hecho saber que no estaba de acuerdo con la religión. Con ellas dos somos ya tres los médium a quienes él informó sucesivamente de su sentimiento. El nos pide referirnos siempre a las palabras de Jesucristo. Su deseo en este momento (él acaba de decírmelo) es que las iglesias hagan un esfuerzo en el sentido del ecumenismo. Y él insiste en la palabra « ecumenismo ».

Las cosas han progresado mucho desde su tercer ECM. A veces no tiene le impresión que todo vaya tan rápido?

Si, a veces pienso que es desestabilizador pero nunca he tenido duda de lo que me sucede. Es la prueba que los tres ECM me han puesto de nuevo en mi lugar.

Mi misión hoy es transmitir estos mensajes para difundir el amor en torno mío. Eso es lo que intentaré hacer durante el mayor tiempo posible. Ese es el principal objetivo de mi vida.

El Padre Pio quiere ayudarle a hacer una conclusión?

El exhorta a todos los hombres de la Tierra para que continúen llevando el Amor en sus corazones, conservar la llama de la lamparita, de continuar orando y bendiciendo. El exhorta a todo el mundo a crear más y más grupos de oración. El agradece de nuevo por todas las oraciones que le son dirigidas pero pide que estas oraciones sean orientadas hacia los seres encarnados en la Tierra para que accedan al conocimiento, que tengan la lucecita del Amor en el corazón. El nos exhorta con toda su fuerza a amarnos los unos a los otros.